Light aircraft

volando-a-kennedy-en-vfr
May 14

Uno de los sueños más extendidos entre los pilotos de aviación ligera como un servidor, es el de entrar con nuestros “pequeños” aviones en los grandes aeropuertos internacionales, normalmente restringidos a este tipo de tráfico.

Sin embargo, en Europa, e incluso en España, si uno se lee bien la información general disponible en el AIP para estos aeropuertos, es posible encontrar algunos resquicios por los que poder colarse incluso con avionetas en los grandes hubs intercontinentales.

Sin ir más lejos, ya os hemos hablado aquí de las aventuras de unos amigos nuestros volando a Madrid-Barajas en una Piper Warrior (PA-28), o incluso de quien os escribe entrando de noche en Barcelona-El Prat con una Cessna 182T y saliendo al día siguienteno sin algunos problemas

Normalmente, esto implica realizar un plan de vuelo instrumental (IFR) y coordinar un slot de arribada y de salida dentro del horario permitido al tráfico ligero (normalmente de 2200Z a las 0600Z).

A todo esto, debéis sumarle un pequeño montón de dinero para pagar unas tasas abusivas, el overnight y el requerimiento absurdo de contratar el handling, además de la sorpresa de un ATC nada acostumbrado a manejar este tipo de tráficos y que puede reaccionar o muy bien, o muy mal depende de a quien pilles…

Pues bien, como ya podíamos imaginar, nada de esto se puede comparar a las facilidades y posibilidades que tienen nuestros compañeros pilotos del otro lado del Atlántico. Como podemos comprobar en este video, el protagonista del mismo realiza un vuelo VFR (si, lo habéis leído bien, un vuelo visual) con destino al Aeropuerto Internacional John Fitzgeral Kennedy, uno de los más importantes aeropuertos del mundo, en su “pequeño” Beechcraft King Air.

Con una profesionalidad alucinante, como si de otro tráfico cualquier se tratara, el ATC de NY TRACON le autoriza a entrar en el espacio aéreo “Bravo” (Clase B) en una de las áreas más congestionadas del mundo, como podéis comprobar con el trajín que hay en la frecuencia. Además de poder escuchar el ATC durante todo el trayecto, también podemos ver los procedimientos de este avión, (maravillosamente instrumentado con una aviónica Garmin de última generación, todo hay que decirlo).

Una vez dentro del Clase B, le autorizan a la pista solicitada por el piloto (la R31L) y le van dando vectores, altitudes y velocidades para secuenciarlo con el tráfico que está tomando y despegando en las otras pistas, hasta colocarlo a 2.500 pies en base izquierda y autorizarlo, a la aproximación visual primero y a aterrizar después…

Y todo esto, en plena hora punta, con aviones pasando por debajo y sin despeinarse… para que luego digan del ATC !!!

About the Author

Joan de Batlle

Piloto #aerotrastornado y administrador del blog. Hago otras cosas, pero siempre con ganas de volar...

3 Comments

Leave a Comment

Copyright © 2007-2014 - Landingshort.com