Mishaps

Feb 17

El propietario de este Wisla PZL-104 debió llevarse un pequeño susto al ponerlo en marcha de nuevo tras un periodo de unos meses parado, cuando el aceite acumulado durante el letargo se incendió creando una pequeña llama a la salida del tubo de escape.

En estos casos el procedimiento es claro: seguir haciendo girar el motor con el starter para evacuar y apagar los restos de aceite y combustible encendidos.

Me encanta la reacción de uno de los compañeros del piloto que, al percatarse del fuego, se acerca a la llama para intentar apagarla soplando (sí, sí, increible pero cierto!!!).

Sin embargo, nuestro valiente enseguida se da cuenta de que su esfuerzo de apagar el fuego a pulmón es del todo inútil y tras un momento de duda existencial, decide poner pies en polvorosa antes de que la cosa pase a mayores

Menudo héroe !

About the Author

Joan de Batlle

Piloto #aerotrastornado y administrador del blog. Hago otras cosas, pero siempre con ganas de volar...

5 Comments

  • Jorge February 17, 2010 Reply

    La inocencia le valga!
    ¿que otra cosa se puede decir?, aunque hay que destacar que hombre tenía buena intención.
    Saludos Santiagueños

  • Santiago February 17, 2010 Reply

    juajuajua….soplando!!!

  • crosswind February 17, 2010 Reply

    Y no lo consiguió apagar, pobre hombre, seguro que ya había pedido el deseo…

  • TOMCOP February 18, 2010 Reply

    hola a tod@s , al margen de la fiesta sorpresa de cumpleaños, este cacharro me encanta, es un VTOL con 40 kts de pérdida en configuración limpia.

  • fuselajes February 20, 2010 Reply

    Impresionante aparato y prestaciones, aunque creo que muchos compañeros mios no me acompañarían a volar en el dado su peculiar diseño…

Leave a Comment

Copyright © 2007-2014 - Landingshort.com