Aerobatics

Jun 21

El vuelo en formación es, seguramente, una de las disciplinas de vuelo más divertidas y que más satisfacción puede ofrecer a un piloto. Pero, al mismo tiempo, es también la que exige más de su capacidad para “volar” el avión, es decir, controlar en todo momento y con la máxima anticipación la posición y velocidad del aparato.

Volar a sólo unos pocos metros de distancia de otro avión, es una actividad inherentemente peligrosa, por lo que se requiere un entrenamiento especial para poder llevarla a cabo con seguridad. El elemento fundamental para minimizar el riesgo es la disciplina: seguir la cadena de mando de una formación, ya que cada elemento de la misma (lider y punto, en una formación de dos elementos) tiene su misión.

El líder comanda el grupo, y en tierra es responsable de planificar y organizar la misión. En el aire, es el último responsable de navegar, comunicar y en general, dirigir a todos los elementos del grupo para ejecutar la misión satisfactoriamente, delegando tareas si es necesario a otros miembros de la formación.

Por otro lado, el punto (wingman) debe volar la posición asignada, sin quitar la vista ni un segundo del líder, siendo responsable de mantener la separación en todo momento y de ejecutar sus órdenes con la máxima disciplina.

Uno de los momentos más críticos de una formación es la reunión (cuando el punto se acerca y se coloca en su posición al lado y por detrás del líder). Hay básicamente dos tipos de reunión:

  • Reuniones por derecho: se podría decir que es como un “alcance“; el punto se acerca aumentando la velocidad respecto a la del líder. Este tipo de reunión es la más difícil y peligrosa, ya que es difícil juzgar el regimen de acercamiento, por lo que es fácil pasarse de largo, e incluso llegarse a tocar con el avión que va delante.
  • Reuniones en viraje: es aquella en la que el líder mantiene un régimen de giro constante, y el punto traza una trayectoria de interceptación con el objetivo de reunirse con el líder, realizando una curva por fuera (con más velocidad) o por dentro (con menos velocidad) del círculo realizado por el líder. Estas trayectorias se llaman curvas de persecución y, con otro objetivo, forman la base del combate aéreo cercano o dogfight

En este video podemos ver a los cadetes de la US Navy, Training Air Wing ONE en Meridian, Mississippi, entrenando la realización de reuniones en formación con sus T-45C Goshawk.

La verdad es que se les nota un poco que todavía llevan puesta la L … ¿o no?

About the Author

Joan de Batlle

Piloto #aerotrastornado y administrador del blog. Hago otras cosas, pero siempre con ganas de volar...

5 Comments

Leave a Comment

Copyright © 2007-2014 - Landingshort.com