Mishaps

Nov 23

Se dice popularmente que en aviación, un accidente nunca tiene una causa única, sino que es la suma de muchos pequeños fallos o errores la que desencadena una cadena de eventos que, si no se detiene a tiempo, conduce inevitablemente a la catástrofe.

Pues bien, en el caso del despegue de esta Cessna 172, puede decirse que en lugar de una cadena de errores, el accidente lo causó toda una ambulancia cargada de ellos

Todo empieza cuando el piloto de éste avión, un privado con casi 800 horas de vuelo, se ve obligado a realizar un aterrizaje de emergencia en una autopista pública, debido a una parada de motor. Aqui tenemos el primer signo de que algo va mal. Segundo síntoma: la parada de motor y la consecuente emergencia, se ha debido a que el avión ¡se ha quedado sin combustible en vuelo!

A estas alturas, cualquier persona medianamente inteligente ya se habría dado cuenta de que ese no era su día, y que lo mejor que podría hacer es irse a su casa en autobús de línea, pero no: hay gente que cuando se le mete entre ceja y ceja, no hay quien los pare. Tras intentar infructuosamente encontrar un trailer lo suficientemente grande como para transportar la avioneta el hombre decide repostar el avión e intentar despegar desde la autopista (tercer error).

Vamos, que no tenía suficiente con haberse jugado el tipo una vez, aterrizando en una autopista (recuérdese lo que se suele encontrar en ellas: farolas, medianas, cables, paneles, coches, etc…), sino que decide tentar a la suerte de nuevo despegando desde la autopista, con el más que previsible resultado que puede verse en el vídeo.

Estaba cantado que éste vuelo no podía llegar muy lejos…

About the Author

Joan de Batlle

Piloto #aerotrastornado y administrador del blog. Hago otras cosas, pero siempre con ganas de volar...

Leave a Comment

Copyright © 2007-2013 - Landingshort.com