Amazing

Aug 26

Concretamente, un Cessna 525A CitationJet CJ2, número de serie 525A-0089 y registrado en Dinamarca con matrícula OY-JET.  Esta es la historia de cómo un motor de avión funciona dentro del agua, o lo que es lo mismo, de cómo los aviones saben navegar… Pero vayamos paso a paso.

Esta es también la historia de un accidente tan espectacular como absurdo, que pudo acabar en tragedia el 15 de mayo de 2005, en el aeródromo Bader Field (OACI:KAIY), un pequeño campo de vuelo situado a las afueras de Atlantic City (New Jersey, EE.UU.), y muy cercano al Atlantic City International Airport (IATA:ACY, ICAO:KACY).

A las 15:48 de ese día (según el informe del NSTB), el Citation CJ2 OY-JET aterriza por la pista 11 sin lograr detenerse y contínua su avance tras el final de la pista, hasta caer al agua de la bahía de Atlantic City. Una vez en el agua, el avión reposa flotando sobre las alas, y los cuatro ocupantes son rescatados sin más contratiempos por unos botes cercanos.

Pero eso no es lo mejor: una vez evacuado el avión, el motor no.2 se pone en marcha y el avión empieza a desplazarse por el agua sin control, cual barco con propulsión a chorro, hasta que finalmente la turbina se detiene demostrando que, con el control de reencendido conectado, un motor de avión funciona incluso dentro del agua!

Todo este show se debe a la suma de tres factores:

Inapropiada toma de decisiones

El piloto nunca debió planificar el aterrizaje en este aeropuerto, y mucho menos intentar llevarlo a cabo: el campo de vuelo estaba cerrado al tráfico de jets, la longitud de pista a todas luces insuficiente para un avión de su peso y tipo, y mucho menos con 10 nudos de viento en cola y la pista mojada. Se da la circunstancia que junto a los mandos del avión se encontró la ficha del aeropuerto, indicando claramente que estaba cerrado para jets…

Ejecución defectuosa de la maniobra

Si la distancia de aterrizaje disponible era claramente insuficiente, la toma de contacto se realizó con 10 nudos de viento en cola y pasados casi dos tercios de la misma, con lo que las posibilidades de frenar dentro del espacio restante eran totalmente nulas.

No seguir los procedimientos de emergencia

Aunque no un factor en el accidente como tal, sí que lo fué en el espectáculo organizado con posterioridad al mismo, y probablemente la causa de que el avión se perdiera completamente. No ejecutar debidamente las listas de chequeo en caso de accidente, incluyendo los procedimientos de apagado (‘shutdown’) puede acarrear consecuencias como las de este video…

Como vemos, no es para sentirse orgulloso. El piloto al mando durante el accidente era a su vez el propietario del OY-JET y para reparar su pérdida, se ha comprado un nuevo avión (un Cessna 680 Citation Sovereign) y lo ha matriculado como OY-WET (mojado)…  demostrando que no le faltan ni dinero, ni sentido del humor !!!

About the Author

Joan de Batlle

Piloto #aerotrastornado y administrador del blog. Hago otras cosas, pero siempre con ganas de volar...

Leave a Comment

Copyright © 2007-2014 - Landingshort.com