Airliners

Aug 13

Supongo que cualquier persona que estuviera cerca de este 737 de Braathens, la compañía noruega basada en Oslo que desde 2004 forma parte de SAS, en el momento en que arranca su motor nº2 se habría imaginado lo peor…

Sin embargo, lo ocurrido no tiene nada de anormal. Se trata del primer arranque del motor (un CFM56-3) después de haber sido instalado en el avión por técnicos de mantenimiento de la compañía. A pesar de la espectacularidad de las imágenes (una turbina de gas en llamas no se contempla cada día), se trata únicamente de restos de aceite acumulados en el motor durante su almacenaje, combinados con un exceso de combustible, quemándose todo ello al ponerse en marcha…. Esta situación es bastante habitual después de un largo período de almacenaje del motor, si bién la llamarada resultante no suele ser tan exagerada.

Por supuesto, el avión estaba vacio, ocupado únicamente por los técnicos que estaban comprobando el motor recién instalado. De otra manera, el susto que se hubiera llevado el pasaje habría sido mayúsculo !!!

About the Author

Joan de Batlle

Piloto #aerotrastornado y administrador del blog. Hago otras cosas, pero siempre con ganas de volar...

Leave a Comment

Copyright © 2007-2013 - Landingshort.com