Amazing

Aug 08

El propietario y piloto de éste RANS S-6S, de matrícula alemana, se lleva algo más que un buen susto cuando casi choca, en pleno vuelo, con otro avión que en ese momento llevaba a cabo el remolque de un planeador. Aunque la maniobra evasiva de ambos aparatos logra evitar la colisión, la hélice del ultraligero se enganchó con el cable de acero que remolcaba al velero, con la consiguiente parada de motor.

Afortunadamente para él, su avión disponía de un paracaídas balístico que le permitió recuperar el avión con mínimos daños y sobretodo, permitió que nadie resultara herido y que todo quedara en un gran susto.

Este tipo de dispositivos consisten en un sistema que, activado por el piloto (o incluso por un pasajero) en caso de emergencia, utiliza un pequeño artilugio pirotécnico o de aire comprimido para desplegar un gran paracaídas amarrado al fuselaje del avión a través de unas correas ocultas bajo la pintura. Una vez desplegado, sólo hay que esperar que el paracaídas haga su trabajo y el avión se pose suavemente en el suelo…

El fabricante Cirrus incluye éste dispositivo de serie en sus modernos modelos SR-20 y SR-22, y en pocos años se le han atribuido ya la recuperación de varias aeronaves.

About the Author

Joan de Batlle

Piloto #aerotrastornado y administrador del blog. Hago otras cosas, pero siempre con ganas de volar...

1 Comment

  • Fuser August 18, 2010 Reply

    Hay un consepto mal explicado, el cable de remolque de los planeadores hasta donde yo se nunca es de acero, seria sumamente peligroso. Justamente se coloca un cable o soga de nailon que absorve los tirones y permite el corte en caso de fallas. Nunca es de acero…

Leave a Comment

Copyright © 2007-2013 - Landingshort.com